(0291) 455-0950 | 0-800-666-1600

¡A comer verduras!

Hablar de verduras es sinónimo de buen comer, de alimentación balanceada y de salud. Son hortalizas que reciben su nombre popular por su característico color verde, aunque no todas cumplen ese criterio. Lo que sí tienen en común es que son una rica fuente de vitaminas, minerales y fibra.

Existen varios grupos, como las hortalizas propiamente dichas, las legumbres y aquellas plantas compuestas por hojas o de tallos comestibles. Sus colores pueden ser variados, desde el típico verde hasta el naranja, pasando por algunos tonos marrones o terrosos.

También son variados sus tamaños y formas, no obstante se caracterizan por ser de fácil cultivo, a tal punto de que se puede tener el propio huerto en casa o incluso en macetas de muchas verduras.

Su inclusión en la dieta se puede hacer de muchas formas. Son un gran acompañante de las proteínas en la dieta tipo paleo y un componente esencial de la dieta mediterránea. También se les puede consumir solas o combinadas entre ellas en una ensalada.

Una de sus grandes ventajas es que se pueden consumir crudas, cocidas o combinadas con otras comidas. Incluso en batidos o licuados. A pesar de esto, en la Argentina, distintos informes indican que no se consume la cantidad recomendada por los expertos de 400 gramos diarios.

El top cinco en el país lo componen la papa, cebolla, tomate, zapallo y zapallito, por eso veamos los beneficios específicos de algunos otras cinco verduras también muy nutritivas:

Lechuga: Nos proporciona vitaminas como la A, C y B2. Es un gran ingrediente para una variedad de ensaladas, además se puede comprar en distintas variedades.

Coliflor: Aunque su olor no le hace honor a su valor nutricional, es un aliado de la salud cardiaca e intestinal y clave para bajar de peso. Contienen un antioxidante llamado I3C, que puede reducir el cáncer de pecho y de los sistemas reproductivos tanto masculino como femenino.

Zucchini: Tiene alto contenido de fósforo, lo que ayuda a mantener nuestro cerebro sano. Elimina toxinas de la piel y combate el acné, por lo que su consumo en la adolescencia es considerado clave por los expertos.

Espinacas: Este noble vegetal de hoja verde es una rica fuente de hierro, calcio, vitaminas y antioxidantes. Suele ser el complemento nutricional perfecto para quienes no consumen carne o leche. Su versátil forma de preparación nos permite tenerlo presente en eensaladas, batidos, sandwiches, tortillas y un largo etcétera.

Pepino: Es un excelente diurético, perfecto para incluir en la dieta de verano por su alto contenido en agua, que ayuda a mantenerse hidratado. Se consume en ensaladas, pero también en batidos o licuados, algunos muy refrescantes combinados con otros ingredientes como hierbabuena o menta.

Hablar de verduras es sinónimo de buen comer, de alimentación balanceada y de salud. Son hortalizas que reciben su nombre popular por su característico color verde, aunque no todas cumplen ese criterio. Lo que sí tienen en común es que son una rica fuente de vitaminas, minerales y fibra.

Existen varios grupos, como las hortalizas propiamente dichas, las legumbres y aquellas plantas compuestas por hojas o de tallos comestibles. Sus colores pueden ser variados, desde el típico verde hasta el naranja, pasando por algunos tonos marrones o terrosos.

También son variados sus tamaños y formas, no obstante se caracterizan por ser de fácil cultivo, a tal punto de que se puede tener el propio huerto en casa o incluso en macetas de muchas verduras.

Su inclusión en la dieta se puede hacer de muchas formas. Son un gran acompañante de las proteínas en la dieta tipo paleo y un componente esencial de la dieta mediterránea. También se les puede consumir solas o combinadas entre ellas en una ensalada.

Una de sus grandes ventajas es que se pueden consumir crudas, cocidas o combinadas con otras comidas. Incluso en batidos o licuados. A pesar de esto, en la Argentina, distintos informes indican que no se consume la cantidad recomendada por los expertos de 400 gramos diarios.

El top cinco en el país lo componen la papa, cebolla, tomate, zapallo y zapallito, por eso veamos los beneficios específicos de algunos otras cinco verduras también muy nutritivas:

Lechuga: Nos proporciona vitaminas como la A, C y B2. Es un gran ingrediente para una variedad de ensaladas, además se puede comprar en distintas variedades.

Coliflor: Aunque su olor no le hace honor a su valor nutricional, es un aliado de la salud cardiaca e intestinal y clave para bajar de peso. Contienen un antioxidante llamado I3C, que puede reducir el cáncer de pecho y de los sistemas reproductivos tanto masculino como femenino.

Zucchini: Tiene alto contenido de fósforo, lo que ayuda a mantener nuestro cerebro sano. Elimina toxinas de la piel y combate el acné, por lo que su consumo en la adolescencia es considerado clave por los expertos.

Espinacas: Este noble vegetal de hoja verde es una rica fuente de hierro, calcio, vitaminas y antioxidantes. Suele ser el complemento nutricional perfecto para quienes no consumen carne o leche. Su versátil forma de preparación nos permite tenerlo presente en eensaladas, batidos, sandwiches, tortillas y un largo etcétera.

Pepino: Es un excelente diurético, perfecto para incluir en la dieta de verano por su alto contenido en agua, que ayuda a mantenerse hidratado. Se consume en ensaladas, pero también en batidos o licuados, algunos muy refrescantes combinados con otros ingredientes
como hierbabuena o menta.

Abrir chat
1
Hola. ¿En qué podemos ayudarlo?